Reactiva la función vital de tu cuerpo

¿Que es la técnica de la radiofrecuencia corporal?


Es un tratamiento que, a través de un manipulo, se aplica calor en la piel. Al aumentar la temperatura del tejido, conseguimos que las células encargadas de la producción de colágeno, aceleren el proceso de creación de nuevas fibras, obteniendo como resultado una mayor firmeza y elasticidad de la piel.

Beneficios


Contribuye a la formación de nuevo colágeno.
La radiofrecuencia puede combatir la flacidez en la piel del abdomen, brazos, glúteos y piernas.
La calidad de la piel mejora debido a que produce una vasodilatación, aumenta la oxigenación del tejido sobre el que se aplica y mejora el metabolismo celular.
El calor a nivel del panículo adiposo mejora la vascularización, con lo que favorece las reacciones metabólicas y el drenaje linfático. Al acelerar el metabolismo de las células grasas, crea una disminución de los adipocitos y por tanto de los nódulos de celulitis.

Resultados


Se obtienen resultados a partir de la segunda sesión, pero para notar la contracción de la piel y el resultado definitivo se necesitan entre ocho y doce sesiones dependiendo de la zona a tratar y el grado del problema. Las sesiones se espacian cada tres semanas o una vez al mes.
No necesita tiempo de recuperación. Tras una sesión de radiofrecuencia, podemos volver a la vida normal sin necesitar ningún período de recuperación. Algunos pacientes podrán experimentar un ligero enrojecimiento que desaparece en una hora. Uno de los aspectos mas positivos de esta técnica es que no requiere ningún cuidado especial después del tratamiento y se puede hacer en cualquier época del año.

Contraindicaciones


Embarazo, presencia de prótesis o implantes de hilos de oro, tatuajes que aportan metales en sus pigmentos, marcapasos, patologías cutáneas, heridas o intolerancias especiales.