Reactiva la función vital de tu cara

¿Que es la técnica de la radiofrecuencia facial?


Es un tratamiento que resulta muy eficaz para tensar la piel. Mediante un cabezal en constante movimiento que aplica corriente alterna, se genera un calentamiento progresivo de los tejidos a nivel de la dermis profunda (de dentro hacia afuera).

Beneficios


Hoy por hoy es la mejor alternativa no quirúrgica para solucionar los problemas de la flacidez de áreas como la cara, cuello y escote.
La radiofrecuencia facial ofrece la posibilidad de ser complementada con otras técnicas como: Dermapen, LPG, peeling, etc. que potencian más aún el resultado.

Resultados


Con el calentamiento gradual se consigue producir y fortalecer las fibras de colágeno mejorando la flacidez.
La piel se hace más tersa, gana frescura y luminosidad.
El óvalo facial se contrae, hay mayor definición, el surco nasogeniano se suaviza, disminuyendo los pliegues cuando se aplica en las mejillas.
Se reduce la papada y los pómulos quedan más acentuados.
Empieza a ser evidente a partir de la 2ª sesión, pero para apreciar la contracción de la piel y el resultado definitivo se precisan entre 4 a 8 sesiones, dependiendo del grado del problema a tratar.
Se produce una reafirmación del colágeno, para mantener y conservar un grado óptimo de esa contracción de la dermis y los tejidos profundos de nuestra piel, se recomienda entre una y dos sesiones de mantenimiento al año.

Contraindicaciones


Dermatosis.
Inmunodeficiencia.
Infecciones cutáneas.
Presencia de prótesis metálicas.
Marcapasos, epilepsia.
Embarazadas o periodo de lactancia.