Aumento de senos

La cirugía estética del pecho ayuda a muchas mujeres a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas.
Factores como el paso del tiempo, la lactancia, la pérdida de peso o enfermedades como el cáncer de mama, alteran el tamaño y la forma del pecho, siendo necesario someterse a una cirugía de aumento de senos para poder solucionarlo.
Contamos con un equipo de cirujanos y anestesistas con una larga y acreditada trayectoria profesional, así como con una atención clínica óptima, consiguiendo excelentes resultados.

Intervención

1 Hora

Implantes

Anátomicos y redondos

Hospitalización

No requerida

Anestesia

General

Recuperación

1 o 2 Semanas

Resultados

Definitivos

¿En que consiste la cirugía de aumento de senos?


La cirugía de aumento mamario es una intervención muy sencilla que permite aumentar el volumen de la mama colocando implantes permanentes. La intervención dura alrededor de una hora y se realiza en quirófano con anestesia general, y en algunos casos con anestesia local y sedación.

Es una cirugía ambulatoria y permite hacer vida normal transcurrida una semana. La técnica para la introducción del implante puede ser periareolar (la más común), axilar o submamaria, y la colocación del mismo puede ser detrás de la glándula o bien detrás del músculo pectoral.

La determinación de la técnica a emplear es decisión del cirujano en consenso con la paciente tras la valoración médica. El tratamiento es realizado en nuestros quirófanos, por nuestro propio equipo de cirujanos, anestesistas y enfermeras en condiciones óptimas de seguridad.

¿Por qué realizar un aumento de pecho?


Los motivos más frecuentes para realizarse esta intervención son la hipoplasia mamaria o falta de desarrollo del pecho en la pubertad, el pecho pequeño, la atrofia o perdida de volumen por el paso del tiempo, los embarazos y la lactancia, los cambios de peso, las asimetrías mamarias, las mamas tuberosas u otras características peculiares de la mama, o el simple deseo de tener más pecho, con mayor volumen, plenitud y turgencia.

¿Cómo es una operación de mamoplastia de aumento?


La intervención suele ser aparentemente sencilla, pero con muchísimos matices que se deben de tener en cuenta para una mayor satisfacción y confort de la paciente, por lo que es importante contar con unas manos expertas para llevarla a cabo.
Se realiza mediante una incisión en el borde inferior de la areola, en el surco submamario o en la axila, a través de la cual, se introduce la prótesis con el máximo cuidado aséptico posible y siguiendo las recomendaciones internacionales para tal fin. Suturando finalmente la incisión sin tensión excesiva sobre la cicatriz, de cara a conseguir resultados naturales y optimizar su evolución, minimizando su visibilidad futura.
En la actualidad, los planos de colocación de la prótesis son una evolución del típico por detrás del músculo (submuscular) o por delante (subglandular), reservando estos planos de forma pura en muy pocos casos. Por lo que solemos optar por un plano de subfascial (debajo de la glándula mamaria y de la fascia o telilla superficial muscular) o dual (retromuscular en el polo superior de la mama, pero no en el inferior), con el objetivo de mantener la naturalidad pese al paso del tiempo.
La decisión del plano de colocación protésico, la toma el cirujano/a según las necesidades de la paciente y en previsión de la evolución futura de pecho, teniendo en cuenta las características de los tejidos de la paciente y sus circunstancias individuales (si realiza actividades deportivas, si presenta cambios de peso frecuentes, etc.).
Así pues, en una primera visita será el facultativo/a quién asesore personalmente a la paciente teniendo muy en cuenta sus deseos y sus características individuales. Aunque, es importante decir, que no hay un plano de colocación protésico mejor que otro, sino que hay un plano más adecuado que otro dependiendo de las características de la paciente y del resultado que queramos conseguir.

¿Cómo se introduce un implante?


Vía peri areolar


Es la que utilizamos de elección, deja una cicatriz disimulada en los limites oscuros de la areola y claro de la mama, gracias al cambio de coloración se disimula la cicatriz e independientemente al ser esta piel muy fina es muy agradecida para la cicatrización. También la utilizamos sobre todo cuando hay una asimetría o caída ligera de las mamas ya que aprovechamos dicha incisión para subir el complejo areola pezón.

Vía Submamaria


Es la que utilizamos cuando la areola es demasiado pequeña para permitir la implantación de determinados tamaños de prótesis, la cicatriz se queda en el surco submamario y por tanto muy discreta.

Vía axilar y vía abdominal


La vía axilar deja una cicatriz de unos 4 cm en la axila. Utilizamos la vía abdominal cuando en el transcurso de la misma operación realizamos una abdominoplastia.

¿Que tipos de implante se utilizan?


Tipo de Gota


Es la que utilizamos de elección, deja una cicatriz disimulada en los limites oscuros de la areola y claro de la mama, gracias al cambio de coloración se disimula la cicatriz e independientemente al ser esta piel muy fina es muy agradecida para la cicatrización. También la utilizamos sobre todo cuando hay una asimetría o caída ligera de las mamas ya que aprovechamos dicha incisión para subir el complejo areola pezón.

Tipo redondas


Es la que utilizamos de elección, deja una cicatriz disimulada en los limites oscuros de la areola y claro de la mama, gracias al cambio de coloración se disimula la cicatriz e independientemente al ser esta piel muy fina es muy agradecida para la cicatrización. También la utilizamos sobre todo cuando hay una asimetría o caída ligera de las mamas ya que aprovechamos dicha incisión para subir el complejo areola pezón.

Seguridad en la operación


Es la que utilizamos de elección, deja una cicatriz disimulada en los limites oscuros de la areola y claro de la mama, gracias al cambio de coloración se disimula la cicatriz e independientemente al ser esta piel muy fina es muy agradecida para la cicatrización. También la utilizamos sobre todo cuando hay una asimetría o caída ligera de las mamas ya que aprovechamos dicha incisión para subir el complejo areola pezón.

¿Cuándo se pueden ver los resultados y cuánto duran?


Los resultados son duraderos, siendo más estables en pacientes con poco pecho o hipoplasia mamaria, que en pacientes que previamente ya tenían pecho y han perdido volumen con el paso del tiempo, por lo que la duración de los resultados se ve condicionada por la evolución natural del pecho, siendo recomendable realizar un cuidado mantenido de la mama, con hidratación y uso de sujetadores adecuados.
Así como, realizar pruebas de imagen no invasivas (ej. ecografías) para un control protésico de una forma periódica, ya que los implantes eventualmente podrían sufrir degradación o rotura a lo largo de la vida de la paciente, debiéndose realizar un recambio protésico en estos casos.

¿Cómo es la recuperación de una mamoplastia?


La recuperación suele ser rápida, incorporándose el paciente a una vida normal sedentaria a los 5-7 días de la intervención, no aconsejándose realizar actividades deportivas durante el primer mes. Esta intervención se puede realizar durante todo el año, aunque en época estival es importante evitar la exposición solar, incluyendo el escote. Ya que de lo contrario podría provocar pigmentación cutánea permanente. El cambio es visible desde el primer día, pero irá evolucionado durante los primeros meses, por lo que la valoración del resultado es a partir del tercer mes, aunque controlamos al paciente durante el primer año para una mayor atención y calidad.

Indicaciones del preoperatorio


No ingerir ningún tipo de alimento ni liquido 6 horas antes de la intervención.

No portar lentillas ni dentadura postiza que se pueda extraer.

No aplicarse ningún tipo de maquillaje o cremas. Llevar las uñas de las manos sin pintar.

Traer ropa amplia y cómoda.

No portar ningún objeto metálico como anillos, pendientes, piercing…

No ingerir aspirina o AINE ni ningún anticoagulante diez días antes de la intervención.

Pedir Cita
Pedir Cita

CONTACTA CON NOSOTROS

Estaremos encantados de resolver tus dudas
Clinica
Camino de la Zarzuela, 19
28023 (Aravaca) Madrid.
Teléfono
+34 91 740 16 90